El Organismo Autónomo Parques Nacionales (OAPN) lanzó a consulta pública el pasado mes de mayo su Programa de Activación Económica Sostenible del puerto de Navacerrada haciendo caso omiso a las demandas de la ciudadanía y sin contar el tejido económico ni las administraciones implicadas.

 

El movimiento ciudadano #SalvemosEsquíNavacerrada presenta alegaciones contra los planes del Ministerio de Transición Ecológica para el Puerto de Navacerrada

 

  • El movimiento ciudadano #SalvemosEsquíNavacerrada sigue preguntando por la existencia de algún informe que demuestre la incompatibilidad de la estación de esquí con el medio ambiente, y vuelve a plantear argumentos sólidos para el mantenimiento de la estación de esquí.
  • Son numerosas las deficiencias del programa de actuaciones y no resuelven los problemas reales del entorno, sino que los agravarán.
  • El tejido social de la zona sigue demandando diálogo y responsabilidad al OAPN, para evitar que se tome una decisión arbitraria que no cuente con la ciudadanía y de la que todavía no se han explicado razones.

 

9 de julio de 2021.- El Programa de Activación Económica Sostenible del puerto de Navacerrada, elaborado por el Organismo Autónomo Parques Nacionales (OAPN), dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, ha sido ampliamente cuestionado por la ciudadanía.

 

La sociedad civil, y sobre todo el movimiento #SalvemosesquíNavacerrada ha estudiado cada una de las propuestas recogidas en los 4 ejes del plan, que en ningún momento ha contactado con los colectivos implicados y que sigue sin explicar las razones políticas que hay detrás de sus intenciones de desmantelamiento de la estación.

 

La verdadera realidad a las propuestas del OAPN

Eje 1. Economía local

  • Las propuestas etéreas del plan no dan ninguna solución concreta para las más de 230 familias que van a ver sus empleos afectados de forma directa o indirecta por el cierre de la estación. Contradictoriamente a sus intenciones, la decisión unilateral de no renovar la concesión supone el cierre definitivo de la estación de esquí, y la pérdida de cientos de puestos de trabajo en toda la zona, por lo que es una medida que afecta directamente y de forma negativa a toda la economía local.

 

  • El puerto de Navacerrada sigue vivo gracias a su estación de esquí, que constituye un centro de actividad económica, deportiva y de turismo sostenible para municipios tanto de Segovia como de la Comunidad de Madrid.

 

  • El cierre de la estación será un duro golpe a decenas de municipios, sobre todo durante el invierno, que es cuando menos turistas y visitantes acuden a la sierra. Esto agravará la ya de por sí complicada situación económica de los pequeños municipios rurales, provocando el cierre de la hostelería, restauración, comercios, etc.

 

Eje 2. Movilidad sostenible

  • Las propuestas del OAPN para mejorar la movilidad no son eficaces, ya que los problemas de tráfico no se deben a la estación de esquí, sino al elevado tráfico en la carretera que une Madrid con Segovia y a un semáforo que ralentiza la circulación. Por tanto, la Administración podría poner solución a estos problemas sin tener que cerrar la estación de esquí.

 

Eje 3. Turismo histórico, de deporte y naturaleza

  • El OAPN propone desestacionalizar y diversificar la oferta turística. Sin embargo, esto concentrará el turismo en primavera y verano, puesto que se eliminará el principal atractivo para visitar la zona en invierno; y los problemas de tráfico y masificación del uso público serán mayores.

 

  • Además, la intención de promover iniciativas vinculadas al deporte y naturaleza es contradictorio, ya que con el cierre desaparecerán casi todas las escuelas de esquí y de otros deportes de nieve, afectando sobre todo a miles de niños que aprenden a esquiar en las pistas.

Eje 4. Rehabilitación del Puerto de Navacerrada

  • No tiene sentido que se hable de rehabilitar instalaciones, cuando su decisión de obligar a cerrar la estación implicará el abandono y la vandalización (graffitis, robos, okupación) de las instalaciones, como ya ha ocurrido con otros edificios en el puerto.

 

Frente a una propuesta irreal que no soluciona los problemas, se debe escuchar a la ciudadanía.

  • La actividad del esquí ha sido siempre sostenible y respetuosa con la conservación del entorno natural y social del puerto. Prueba de ello es que a lo largo del tiempo han sido numerosas las figuras de protección que se han ido declarando en la zona, siendo compatible la actividad deportiva con todas ellas, incluso con la declaración del Parque Nacional en 2013, como así lo demuestran los informes técnicos ambientales.

 

  • Han pasado más de cinco meses desde que comunicaron su decisión de no renovar la concesión para la estación de esquí, pero todavía no han sido capaces de demostrar el impacto ambiental negativo de la estación o de explicar sus razones.

 

  • Esta actitud unilateral, cerrada al diálogo y la negociación con el tejido social de la zona choca frente al artículo 23 de la Constitución Española, que recoge el derecho de los ciudadanos a participar en los asuntos públicos. Por ello, el movimiento ciudadano #SalvemosesquíNavacerrada seguirá defendiendo la actividad del esquí en el puerto de Navacerrada.